Recordando a Ismael Rivera

Ismael Rivera es un exponente clave dentro de la historia del género salsero. Bautizado el “Sonero Mayor” por el cubano Benny Moré, Maelo nació en Santurce el 5 de octubre de 1931. Según reseña Hiram Guadualupe en su libro Historia de la Salsa, el santurcino soñó desde niño con la idea de ser cantante, aun cuando sus primeros oficios fueron limpiabotas y albañil.

“En casa me pasaba cantando aguinaldos y él me preguntaba mucho cuando me oía. Le gustaba tanto la música que de muchachito preparaba latitas de pintura para tocar el bongó, guayos con tendederos para hacer el güiro y hacía las maracas con potes de leche Carnation”, narró Margarita Rivera, madre del sonero, en una entrevista realizada por el productor Frank Ferrer por motivo de un homenaje a Maelo en 1979.

Su carrera musical tomó vuelo cuando en 1948 se integra como bongosero al Conjunto Monterrey, dirigido por Monchito Muley, mas su debut como cantante profesional tuvo lugar en 1954 junto a la Orquesta Panamericana del maestro Lito Peña. Su primer disco de 45 rpm lo grabó con esta última agrupaciónm e incluyó temas como “Beautiful Girl” y “Charlatán”.

Ya en 1955 se une al Combo de Rafael Cortijo, su amigo y compadre, colocándose como una de las mejores voces de nuestro país al vocalizar éxitos como “El bombón de Elena” y “El Negro Bembón”.

“Transformó las formas del canto popular puertorriqueño con su sentimiento callejero, su maravillosa forma de versar e improvisar y su dominio de la clave”, explica Guadualupe.

Recordado por su grito de “ecuajei”, Maelo nos regaló un repertorio musical que hoy día se considera una discografía inmortal que es referencia obligatoria para el estudio de la música popular puertorriqueña.

Ismael Rivera murió el 13 de mayo de 1987, a la edad de 56 años.

Las caras lindas

El Nazareno

Mi negrita me espera

Las tumbas

Me tienes loco

Traigo salsa

Foto: Fania

Deja tu comentario

También te gustaría