En solo 6 meses del año encuentran en los aeropuertos 894 armas entre pasajeros de Estados Unidos

El año pasado TSA encontró 1,549 armas de fuego entre los pasajeros que intentaban atravesar un puesto de control, 17% más que al año anterior.

 

Varias veces al día en los aeropuertos de Estados Unidos los pasajeros intentan atravesar los puestos de control de seguridad con armas cargadas en su equipaje de mano, bolsos, bolsillos o incluso en una bota. Y, casi doce años después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, está ocurriendo mucho más a menudo.

En los primeros seis meses de este año, los guardias de la Oficina de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) encontraron 894 armas que los pasajeros llevaban consigo o en su equipaje de mano, un aumento del 30% con respecto al mismo período del año pasado. La TSA estableció un récord en mayo por el mayor número de armas incautadas en una semana: 65 en total, 45 de ellas cargadas y 15 con balas en la recámara y listas para ser disparadas. El número rebasó en 30% el récord previo de 50 armas de fuego, establecido tan solo dos semanas antes.

El año pasado TSA encontró 1,549 armas de fuego entre los pasajeros que intentaban atravesar un puesto de control, 17% más que al año anterior.

En respuesta a una solicitud de The Associated Press, la agencia proporcionó cifras sobre el número de incidentes con armas de fuego en 2011 y 2012 en todos los aeropuertos de Estados Unidos, así como el número de pasajeros controlados en cada aeropuerto. AP analizó los datos, así como los informes semanales del blog de la agencia sobre las armas incautadas este año y el año pasado.

TSA no lleva estadísticas sobre las armas interceptadas antes de 2011, pero las autoridades han notado una tendencia al alza en los últimos años, dijo el portavoz David Castelveter.

Algunos de los detalles dejan a los funcionarios perplejos.

Cuando un pasajero se quitó la chaqueta para pasar por el puesto de control en Sacramento, California, el año pasado, los agentes de la TSA notaron que llevaba una pistolera, y en ella había una pistola 9 mm cargada. Además, encontraron que el mismo pasajero llevaba otras tres pistolas cargadas, 192 cartuchos de munición, dos cargadores y tres cuchillos.

En otro lugar los agentes encontraron una pistola calibre 45 y el cargador escondido dentro de un reproductor de casetes. Otra pistola calibre 45 cargada con siete rondas, incluyendo un cartucho en la recámara, estaba oculta debajo del forro de un bolso de mano en Charlotte, Carolina del Norte. Un pasajero en Allentown, Pensilvania, llevaba una pistola diseñada para parecerse a una pluma. Al principio, el pasajero dijo que era sólo una pluma, pero más tarde reconoció que era un arma, según la TSA.

En marzo un pasajero en el aeropuerto internacional Bradley Hartford, en Connecticut, tenía una pistola calibre 38 cargada con ocho rondas atada a su pierna izquierda. En el aeropuerto internacional de Salt Lake City se encontró un arma de fuego en el interior de la bota de un pasajero asida a una pierna ortopédica.

TSA no cree que estos pasajeros armados hasta los dientes sean terroristas, pero la agencia no puede explicar por qué tantos pasajeros tratan de abordar aviones con armas de fuego, dijo Castelveter. La excusa más común ofrecida por los pasajeros es: “Se me olvidó que estaba allí”.

“Nosotros no analizamos los rasgos de conducta de las personas que portan armas. Buscamos terroristas”, dijo. “Pero a veces uno se pregunta ‘¿por qué?”’.

Muchos pasajeros que los agentes descubren portando armas son arrestados, pero no todos. Depende de las leyes donde se encuentra el aeropuerto. Si el estado o jurisdicción donde se encuentra el aeropuerto tiene leyes de armas tolerantes, los inspectores de la TSA suelen entregar el arma al pasajero y aconsejarle guardarla en su automóvil o encontrar algún otro lugar seguro. El gobierno no controla lo que sucede con las personas que son detenidas.

¿Acaso algunas personas están tan acostumbradas a portar armas que simplemente se olvidan de que las tienen, incluso cuando están en un aeropuerto a punto de atravesar un escáner? ¿O será que algunas personas tratan de llevar sus armas consigo cuando vuelan porque piensan que no serán sorprendidas?

Jimmy Taylor, profesor de sociología en la Universidad de Ohio y autor de varios libros sobre la cultura de armas de la nación, dijo que algunos propietarios de armas están tan acostumbrados a llevar armas ocultas que no es diferente para ellos que llevar las llaves o el monedero.

La razón más común que la gente da para portar armas es para protección, por lo que tiene sentido que la mayoría de las armas interceptadas por la TSA estén cargadas, dijo Taylor. Sin embargo, Taylor dijo que le resulta difícil de creer que los pasajeros de avión se olviden de que portan armas.

 

FUENTE – The Associated Press

Deja tu comentario

También te gustaría