FANIA ALL STARS, TODO UN ÉXITO

 IMG_78422

Por: Lexie Marie Torres

Fotos: Félix Guayciba y Lexie Marie Torres

 

Y por fin llegó el momento anhelado  por muchos en la Isla del Encanto, la reunión esperada luego de más de 40 años de puro sabor.  Con sala llena y un público ávido de volver a ver a los originales del género, casi a las 10:00 de la noche, las cortinas cayeron junto a impresionantes explosiones, que indicaba el principio de dos horas de salsa gorda de verdad.  Y así se escuchó el audio del vídeo “Fenómeno Fania” seguido por “Descarga Fania” donde cada artista hacía su entrada triunfal saludando y bailando para en fila horizontal descomponer a los presentes. 

Por breves minutos el director Johnny Pacheco, vestido de blanco y  sentado en una silla, hizo acto de presencia dándole la espalda al público mientras apenas podía dirigir lo que por tantas décadas llevó al estrellato mundial junto al fenecido  Jerry Masucci, fundadores del fenómeno Fania.  El resto de la noche la dirección recayó sobre los hombros de Isidro Infante.   Adalberto Santiago fue el primer artista en dirigirse al público interpretando “Quítate la máscara” y “La cartera”.  La única fémina, Cita Rodríguez, hija de Pete “El Conde” Rodríguez, continuó con “Catalina la O” y “Quimbara” realizando un homenaje a la gran Celia Cruz mientras aparecían visuales tanto del famoso “Conde Negro” como de la “Guarachera de Oriente”. 

Luigi Texidor, con su estilo único y sabroso cantó “Moreno soy” causando con su gracia que todos rieran, pues fue la chispa de humor mientras se observaba a un Texidor muy joven cantar en los visuales causando gritos ensordecedores. El trombonista Eliut Cintrón se destacó con su instrumento junto a Luigi recogiendo vítores y aplausos por su ejecución.  “El niño de Trastalleres” enamoró con “Aquí el que baila gana”, “Puerto Rico” y “Adoración”.  Le siguió el otro “niño” de la salsa, “El niño bonito”, Ismael Miranda con un medley de: “Sin ti”, “Borinquen tiene montuno”, “Arsenio” y “Señor Sereno”, para luego finalizar con “No me digas que es muy tarde ya”. 

También los grandes maestros de la música que ya no se encuentran físicamente tuvieron un tributo en esta mágica y especial noche.  A la memoria de: Barry Rogers, Ray Barreto, Pete “El Conde” Rodríguez, Santitos Colón, Ismael Rivera, Celia Cruz, Yomo Toro y Héctor Lavoe, se presentó un vídeo donde en vida hacían lo más que le gustaba hacer, cantar y tocar.  El que más aplausos se llevó fue “El Sonero Mayor”, pues los asistentes rabiaban tan pronto veían los visuales y la fuerte personalidad que poseía junto a sus bailes y estilo inconfundible. 

Y gracias a la tecnología, “El cantante de los cantantes” Héctor Lavoe, se dirigió al público a través de un holograma interpretando “Mi gente”, quién en realidad era una caracterización de Raúl Carbonel hijo, mientras los salseros cantaban y bailaban frenéticamente.  Luego, el trombonista Willie Colón se acercó al holograma tocando junto a su compañero ponceño de tantos éxitos y triunfos, para luego continuar con los temas “Che Che, Colé” y “Ah ah oh no”.  El último en aparecer fue Cheo Feliciano con “El ratón” y “Anacaona” llevándose para siempre en su memoria, la aceptación de mucha gente que se han convertido en  su segunda  “familia” desde hace mucho, quienes demostraron que el cariño es genuino e incondicional.  Físicamente lucía muy bien. 

 En el bajo el maestro Bobby Valentín lució impecable, en el piano Larry Harlow y Luisito Marín compartieron escenario.  En el bongó Roberto Roena se mantuvo muy activo, en los timbales Nicky Marrero y Oreste Vilató impartieron su acostumbrada chispa, en las congas el gran Eddie Montalvo, en las trompetas, Héctor “Bomberito” Zarzuela, Roberto Rodríguez Jr. y  Jorge “Ito” Torres.  En los trombones, Lewis Khan, Reynaldo Jorge y Eliut Cintrón.  En el violín con su gracia natural, Alfredo de la Fe,  en el cuatro Héctor Álamo, en la guitarra, Jorge Santana y en los coros Héctor “Wichy” Camacho, Jerry Medina y José  “Chegui” Ramos lucieron magistrales.   

Para el final todos cantaron “Quítate tú” y la “napa”, luego de una falsa salida, “Ponte duro” donde otro holograma de Aníbal Vázquez bailaba junto a “Roberto Roena” quien en realidad era el bailarín profesional, Tito Ortos. Antes de comenzar el concierto, el entremés musical estuvo a cargo de la Orquesta de Roberto Roena.  La asistencia de muchas figuras de la radio, la televisión, el deporte  y la política era notable en las primeras filas del recinto.   

Así las cosas, los que presenciaron el Concierto “La Gran Finale” salieron complacidos y muy satisfechos de hacer realidad un sueño añejado y deseado por varias generaciones.  Desde público adulto, hasta muchos jóvenes, el Coliseo de Puerto Rico, la noche del 18 de octubre de 2013, será irrepetible e inolvidable con los que aún componen Las Estrellas de la Fania All Stars. Fue lamentable ver que no contaron con una figura como maestro de ceremonia para un evento con tantas grandes estrellas del género, bien fuese el gran Izzy Sanabria o alguna figura local que reforzara las trayectorias de tantos virtuosos es imperdonable.   Demostrado quedó que la zalsa se escribe con Z de Z-93, pues es la única emisora oficial de estos banquetes musicales tan tentadores donde sólo tú puedes ser testigo.  Pendiente a más eventos realizados pensando en ti, salsero, y gracias por la sintonía de la mejor emisora nacional de la salsa, Z-93.

122A2081

Deja tu comentario

También te gustaría